¿Qué debes saber sobre la credencial del peregrino?

¿Qué debes saber sobre la credencial del peregrino?

Si eres primerizo en el Camino de Santiago, seguro que una de tus grandes dudas es todo lo que concierne a la credencial del peregrino. ¿Por qué hay que sellarla? ¿Dónde conseguirla? ¿En qué lugar puede sellarse y cada cuánto hay que hacerlo? No te preocupes, esta semana en el blog resolvemos todas estas cuestiones. Y no olvides que en Caminamos Contigo te ofrecemos el servicio más completo para organizar tu Camino de Santiago. ¿Quieres disfrutar de la experiencia sin ocuparte de ningún aspecto escabroso? Caminamos Contigo es tu mejor aliado.

La credencial del peregrino es el documento que acredita tu paso por todas las etapas del Camino de Santiago. Como documento oficial, es distribuido y entregado por la Oficina de Peregrinación de la Diócesis de Santiago. Su objetivo es únicamente identificar al peregrino, por lo que no ofrece derechos especiales por su portación. Lo que sí permite es el acceso a aquellos albergues públicos que ofrecen hospitalidad a lo largo del recorrido. Y, por supuesto, una manera de probar haber recorrido el Camino para lograr la “Compostela” una vez se llegue a la Catedral de Santiago. Esta “Compostela” certifica la realización de la peregrinación a Santiago con sentido cristiano, por lo que es un documento muy codiciado por los más devotos. Para conseguirlo, es necesario tener acreditados al menos 100 kilómetros de recorrido.

¿Dónde conseguir la credencial del peregrino?

Para conseguir la credencial del peregrino tan solo es necesario solicitarla personalmente en la Oficina de Acogida del Peregrino, así como en otras instituciones autorizadas. Por ejemplo, parroquias, albergues de peregrinos, cofradías, alguna de las Asociaciones de Amigos del Camino, etc. Puedes adquirirla tanto en España como en el extranjero, antes de comenzar tu viaje o al inicio de la peregrinación en tu punto de partida. Si estás en Madrid, puedes conseguir la credencial del peregrino en la Asociación de Amigos de los Caminos de Santiago de Madrid o en la Parroquia de Santiago y San Juan Bautista.

¿Dónde y cuándo sellarla?

Ya qua la credencial del peregrino acredita tu recorrido, deberás sellarla en cada etapa realizada. Es importante destacar la diferencia entre los sellos oficiales y los de recuerdo. Mientras que los primeros son los realmente válidos, los segundos nos ayudan a dejar constancia de los lugares visitados. Los sellos oficiales se obtienen en albergues, pensiones o cualquier lugar en el que durmamos, además de en parroquias, monasterios, iglesias o incluso edificios oficiales. Los de recuerdo, por su parte, se obtienen en bares, restaurantes o tiendas.

No existe un límite de sellos para la credencial del peregrino. Por lo que puedes sellarla tantas veces como quieras. De hecho, existen muchos coleccionistas de sellos que acumulan el máximo posible. Como mínimo, lo normal es que selles en cada localidad en la que duermas. De esta forma, acreditarás tu paso por la zona y la realización correcta y ordenada del recorrido. Resumiendo, necesitas al menos un sello por cada etapa concluida. ¿La recompensa? La experiencia vivida y un recuerdo para toda la vida: la credencial del peregrino del Camino de Santiago.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*